Durante el encendido del árbol navideño en la delegación de Cabo San Lucas, la presidenta municipal Armida Castro Guzmán, expresó ante su equipo de colaboradores y a la ciudadanía presente, que este acontecimiento celebrado cada diciembre, es la oportunidad de revalorar la salud, a la familia, y las cosas que realmente importan en la vida.

Armida Castro Guzmán deseó que el encendido de este arbolito navideño irradie paz, esperanza y unión a los habitantes del municipio: “este es un diciembre extraordinario, aprendimos a caminar a un paso distinto, a cuidarnos entre todos. La meta es que los ciudadanos de Los Cabos vivan mejor; con nuevas reglas, y un aprendizaje a nivel mundial por la pandemia que nos ha mantenido alejados físicamente pero unidos en pensamiento y sentimientos”, precisó.

Posteriormente hizo uso de la voz, la directora general del Sistema DIF Los Cabos, Berenice Yáñez Valenzuela, quien compartió a los presentes que todos los años se realiza el tradicional encendido del árbol navideño en las delegaciones y cabecera municipal; sin embargo este año ha sido diferente debido a la pandemia del coronavirus y ha dejado grandes lecciones, donde la salud es lo más preciado.