POR ARIEL VILCHIS

Debido al ambiente político de polarización que se vive en el país -y por supuesto en Baja California Sur- lo que debe ser primordial en una entidad que aspira a seguir por la ruta del crecimiento y el desarrollo debe ser la UNIDAD. Así lo entienden en el Partido Acción Nacional que gobierna la entidad y busca de manera legítima refrendar la confianza que les fue otorgada por los ciudadanos desde hace poco menos de diez años.

Por lo tanto, Carlos Rochín Álvarez, dirigente albiazul, trabaja arduamente para concretar una alianza con otras fuerzas políticas para hacer frente a un adversario que se ha dedicado a fomentar la división y el encono. El Partido Acción Nacional busca aliarse con el PRI, PRD, Humanista y de Renovación Sudcaliforniana, pero sobre todo hacer una alianza con diversos sectores de la sociedad, más allá de posiciones políticas o ideológicas, con el objetivo claro de que a Baja California Sur le vaya mejor.

Quienes critican la conformación de este bloque opositor ven la paja en el ojo ajeno, pero no la viga que llevan en el suyo. Esa situación no se puede entender de otra manera cuando vemos a un partido como Morena construyendo alianzas con el Partido Verde Ecologista o el Partido Nueva Alianza.

Sin embargo, esas voces no distraen a los partidos aliancistas en la construcción de un gran bloque opositor que matemáticamente les da el triunfo en el próximo proceso electoral, sin considerar aún perfiles para las candidaturas. Situación que debe ser bien analizada para postular a los candidatos idóneos.

La construcción del bloque opositor del Partido Acción Nacional, PRI, PRD, Humanista y de Renovación Sudcaliforniana debe dejar de lado intereses particulares o de grupo por un bien común superior, ya que en el escenario nacional y local deben existir los contrapesos políticos, por lo que se debe evitar la polarización o atomización del voto porque ello daría pie a que se repitan resultados como los del 2018.

Que se formalice la gran alianza de partidos y ciudadana es lo que se espera en los próximos días. Las pláticas entre los actores políticos van avanzadas e incluso en Acción Nacional ya piensan en la figura de la Candidatura Común como herramienta para la postulación de los candidatos del frente opositor.

Por el momento la alianza sigue la ruta de su consolidación, la ciudadanía no la ve mal y el mensaje es claro: con diálogo, con acuerdos, en unidad si hay opción para Baja California Sur ante quienes fomentan la división, el encono sin propuestas ni idea de cómo gobernar. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com