POR ARIEL VILCHIS

El proceso electoral del 2021 en Baja California Sur sin duda alguna confrontará dos propuestas, dos visiones de gobernar, dos formas de concebir y de hacer política. Para eso se preparan los actores políticos del que será el proceso electoral más competido en la historia de nuestro estado.

Los partidos políticos que tienen reales posibilidades de disputar la gubernatura prácticamente tienen decidido su método de selección de candidatos, cumpliendo con ello lo que establece la ley electoral, a la espera del inicio formal del proceso a principios de diciembre próximo.

Por un lado, el Partido Acción Nacional anunció en voz de su dirigente estatal Carlos Rochín Álvarez la emisión de la convocatoria para elegir a su candidato a gobernador el día 7 de diciembre, bajo el método ordinario de votación de militantes. Podrán participar sin restricción de género los militantes que así lo valoren, ya que hasta el momento el Comité Nacional no ha emitido criterio alguno al respecto.

Sin embargo, la militancia panista tiene bien identificados a sus aspirantes, quienes traen un trabajo de tiempo atrás entre la ciudadanía y la militancia albiazul. Encabezados por el ex alcalde de Comondú y ex diputado federal Francisco Pancho Pelayo, la senadora Lupita Saldaña, así como el actual secretario de finanzas Isidro Jordán. Por supuesto que habrá que esperar todavía unos días más pero ya falta menos, quizá al periodo de registro de aspirantes donde, de darse un único registro de unidad, prácticamente el PAN tendría en ese momento a su candidato.

Por otra parte, en el Partido Movimiento de Regeneración Nacional el método será la encuesta -el favorito de ese partido-. Aunque se sabe que la dirigencia nacional quisiera evitarse ese trámite y decidir candidato, pero tiene entre sus filas varios aspirantes con méritos y trabajo al interior que no justificaría que se tomara una decisión así. Para un partido que enarbola los ideales de la democracia, frenar la participación de sus militantes no sería coherente.

 De tal manera que la encuesta deberá incluir al alcalde de La Paz Rubén Muñoz, la alcaldesa de Los Cabos Armida Castro, Alejandro Lage y al senador con licencia Víctor Castro.  Quizá los primeros tres aspirantes encuentren condiciones de hacer un bloque para fortalecer a quien se encuentre con mayores preferencias, recordando que el alcalde paceño, Rubén Muñoz, en los últimos meses ha registrado un crecimiento sostenido al grado de emparejar a Víctor Castro en posicionamiento entre la ciudadanía y la militancia de su partido.

La encuesta no se levanta en dos días, así que para la definición del candidato de morena deberemos esperar quizá para mediados de diciembre ya que se realice el ejercicio demoscópico y se publiquen sus resultados. A menos que el comité nacional quiera imponerse a favor de algún aspirante violentando con ello la legalidad de un proceso interno y el derecho de sus militantes. Y entonces sí que se movería el piso y mucho.

Tanto el PAN como Morena tienen determinado su método de selección de candidatos. Van por la definición de su abanderado y posteriormente entrarán al tema de las negociaciones y acuerdos con otras fuerzas políticas para la conformación de alianzas y candidaturas comunes. De tal suerte que lo que debe prevalecer al interior de cada uno de estos partidos es la UNIDAD si el deseo por el triunfo electoral es genuino, de lo contrario entrarán a un proceso electoral con el estigma de una loza llamada derrota. Ya veremos qué sucede, es mi opinión. Al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com