¿De qué hablamos cuando hablamos de la voz del pueblo?

Asegurar la participación popular de nuevos rostros en política, contribuiría a fomentar la legitimidad en n los próximos comicios 2021, el respaldo de las personas en la operación de las instituciones, un factor crucial para su éxito.
Se debe encintar un gobernante que escuche, que camine entre tú y yo, sobre calles y colonias que dan vida a un Municipio, sin dejar a un lado las zonas rurales. Debe ser el primero en décadas que se reconozca como lo que debe ser: empleado del pueblo. “Yo no mando; a mí, me manda la gente”.
Nosotros, las personas, debemos decidir quién nos gobierna, pero también cómo y para qué lo hace. Se debe acabar los pasillos humeantes donde la tecnocracia conduce al los Municipios de BCS a donde quería; la política es pública, amplia, común.
En teoría, no debe importar la voluntad de los gobernantes, sino la de la mayoría que los elige; ellos sólo son un medio para que nosotros seamos representados en la toma de decisiones.
Debemos construir un modelo de política ciudadana para lograr recuperar la Lozanía de nuestro Estado entendiendo que al pueblo “Nos debemos y a él hay que cumplirle” culminó diciendo el líder social y empresario Alejandro Rojas