En este 2º año del Gobierno que preside la alcaldesa, Armida Castro Guzmán, se han superado todos los obstáculos para la construcción de la nueva planta desalinizadora y el proyecto de Mejora Integral de la Gestión (MIG), los cuales serán una realidad en los próximos meses, dando solución a uno de los problemas más sentidos por los habitantes de Los Cabos: la escasez de agua.

Uno de los compromisos de la alcaldesa Armida Castro Guzmán, -desde el inicio de su Gobierno-, es eficientar la calidad en los servicios, y en materia de agua potable ha realizado las gestiones necesarias para ampliar la capacidad de la infraestructura de agua potable y con ello, mejorar el suministro, especialmente para la población de Cabo San Lucas.

En ese sentido, durante este 2º año, los integrantes la Junta de Gobierno del Oomsapas  y el H. Cabildo del XIII Ayuntamiento de Los Cabos aprobaron lo necesario para la construcción de una planta desalinizadora de agua de mar y el proyecto de Mejora Integral de Gestión (MIG), a su vez, el H. Congreso del Estado de Baja California Sur aprobó los decretos de ambos proyectos.

Cabe destacar que dichos proyectos son de gran relevancia  para  el municipio de Los Cabos, al constituir un nuevo detonante en el desarrollo y el bienestar de los habitantes. 

El primer proyecto consiste en la construcción, equipamiento, puesta en marcha, operación y mantenimiento, -por un plazo de 25 años-, de la planta desaladora de 250 litros por segundo de agua de mar, para abastecer de agua potable a la ciudad de Cabo San Lucas,  beneficiando así, a 140 mil habitantes  sanluqueños.

En tanto el segundo proyecto es el de Mejora Integral de Gestión (MIG), el cual que consiste  en  incrementar  la  eficiencia  física  y comercial del Sistema de Agua Potable, para lograr un uso óptimo de las fuentes de abastecimiento disponibles; recuperar caudales de agua potable que se pierden  por causas estructurales; recuperar caudales de agua potable en tomas de consumo excesivo; disminuir los costos operativos del sistema mediante el reemplazo de equipos y con la implementación de nuevas tecnologías para la automatización de pozos y optimización de tomas de lecturas, así como el incentivar el pago puntual del servicio de agua potable por parte de los usuarios.

Entre otras acciones, el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos continúa trabajando con los programas de control, prevención, monitoreo y atención oportuna a las fugas de agua potable; logrando reparar  10 mil 950 fugas en el segundo año de Gobierno.

De igual forma, permanece vigente el Programa de Bacheo, y  en este año se repararon 2 mil 555 baches que se encontraban sobre vialidades principales en diferentes colonias de Cabo San Lucas y San José del Cabo.

Además se realizaron 15 acciones de obras de agua potable, alcantarillado y saneamiento, mediante el Programa Federalizado, Programa de Agua Potable, Drenaje y Tratamiento (Proagua), RAMO 33 (FAIS), FONDEN y recursos propios, lo que representa una inversión total de $66 millones 354 mil 428 pesos.

Con respecto al aprovechamiento del agua superficial, se avanzó en la integración del expediente para la contratación del Proyecto Ejecutivo de la Presa La Palma, mismo que se gestiona ante Conagua.

En este segundo año de Gobierno se incorporaron al sistema comercial mil 320 usuarios nuevos, y se atendieron a 13 mil 975 usuarios a través de convenios de adeudo, atención de quejas y aclaraciones, condonación de pagos y revisión de medidores por alto consumo, entre otros.

En materia de agua potable la XIII Administración que preside Armida Castro  Guzmán está cumpliendo y prueba de ello son los 2 proyectos más importantes para Los Cabos: la planta desalinizadora y el MIG, los cuales solucionarán de raíz el gran problema que existe desde hace más de 15 años en Cabo San Lucas, sin embargo el actual Gobierno está por cambiar ese panorama y en marzo del 2021 se dará a conocer la empresa que será responsable de la construcción de la planta.