De buena fe el empresario Alejandro Rojas Tirado le otorgó un préstamo de 2 millones de pesos para atender un asunto de salud familiar; ahora se niega a pagar

Antes de querer ser candidato a un puesto de elección popular, el Delegado de Cabo San Lucas Oscar Leggs Castro tendrá que atender una demanda que enfrenta en el Juzgado Segundo Civil (expediente 231/2020) por un adeudo de dos millones de pesos que de buena fe le fue otorgado por el empresario Alejandro Rojas Tirado.

Legss Castro, quien de manera publica ha expresado que busca ser candidato de MORENA a la Presidencia Municipal de Los Cabos, en reiteradas ocasiones ha incumplido con las fechas de pago del adeudo, abusando de la confianza y buena fe del empresario, quien le otorgó el préstamo para que atendiera un problema de salud familiar.

En días pasados los abogados del demandante acudieron a las oficinas de la Delegación de Cabo San Lucas, donde un actuario del Juzgado Segundo Civil embargaría parte del salario del Delegado de Cabo San Lucas y con ello iniciar el pago de la deuda de dos millones de pesos, los cuales están registrados en un pagaré exhibido al momento de la denuncia ante la autoridad competente.

Sin embargo como Oscar Leggs Castro por enésima ocasión se comprometió a cubrir el adeudo, el empresario a través de sus abogados le otorgó otro voto de confianza pero la fecha establecida se ha cumplido y no hay voluntad ni compromiso del denunciante para cubrir la deuda.

Lo peor del caso es que la legislación electoral establece que todo servidor publico, que aspire a otro cargo de elección popular, tiene que retirarse del cargo con varios meses de anticipación, por lo que si Oscar Leggs Castro quiere ser alcalde Los Cabos, tendrá que dejar el cargo y menos va a tener para pagar el préstamo que de buena fe le hizo el empresario.

Aquí lo interesante es saber si el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) quiere un candidato que en plena campaña tenga que atender una demanda en el Juzgado Segundo Civil de la localidad, donde de alguna u otra manera tendrá que pagar el adeudo contraído, ya sea en efectivo o con bienes materiales.