POR ARIEL VILCHIS

El conflicto político en el que está sumido el Congreso del Estado y que ha escalado  al terreno de lo jurídico para dirimir sus diferencias tuvo ayer otro capítulo. Nuevamente la corte federal le da un revés a la serie de irregularidades con las que los diputados de morena y sus aliados sin partido han conducido los trabajos al interior del poder legislativo local.

Exhibidos una vez más de desconocer las leyes, por ignorancia o peor aún por conveniencia, los diputados de morena y aliados tendrán que reinstalar en sus funciones a los cinco diputados que fueron sancionados en un juicio político carente de legalidad ya que una juez federal ordenó su reinstalación  al revocar la resolución emitida en un proceso a todas luces ilegal.

De tal manera que en esta ocasión no se cumple la frase de que “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad” y es que por más que se mencione que el actuar de los diputados de morena es apegado a la ley o buscando el beneficio de la sociedad sudcaliforniana, es evidente que les ganan sus ambiciones sin escrúpulos quedando al descubierto su ineptidud.

Por lo tanto, según la orden de la corte, el día de hoy estarán regresando a sus funciones los cinco diputados sancionados  del PAN, PES y Humanista, quedando en manifiesto que los diputados de oposición -o minorías como suelen llamarles- se han mantenido en el camino de la legalidad y que los conflictos al interior del congreso los han motivado y alimentado legisladores de morena y sus aliados.

A la par de toda esa tragicomedia en la que se ha convertido el congreso local quedan en medio las leyes, decretos y demás resoluciones que le dan certeza jurídica a todo aquello que se realiza en el marco de la legalidad en nuestro estado y para mencionar un ejemplo está el caso de la aprobación del financiamiento para el proyecto de la nueva desoladora de Cabo San Lucas, el cual hasta el momento no tiene sustento jurídico pero que al revocarse la resolución del juicio político a los legisladores y al restituirse en sus cargos pueden de manera urgente aprobarlo, ahora si en el marco de la legislación vigente.

Es realmente una pena que la ambición de unos cuantos legisladores de morena y sus aliados tengan entrampado el trabajo legislativo por ambición política o peor aún por ineptidud, pero todavía más grave será que no acaten la instrucción de un juez federal y entonces si estarían en desacato. De por si la sociedad y la ciudadanía está cansada de tanto conflicto al interior del congreso y su imagen se ha visto opacada por el actuar tan poco profesional de algunos legisladores. Esperemos que actúen con civilidad, en el marco de la legalidad  y que acaten la resolución de la justicia federal que hoy por hoy les da la razón a los diputados de oposición prevaleciendo de este modo el estado de derecho. Ya veremos qué sucede, es mi opinión. Al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com