• A México le salió muy caro creer en Andrés Manuel López Obrador y hoy los destinos de playa, pagan el mal humor de la 4T.

• Llama Mares a empresarios del sector turístico, a no doblegarse y seguir de pie con el ingenio que los ha caracterizado en sus negocios. 

El diputado del PAN, Rigoberto Mares Aguilar, lamentó una vez más que el gobierno de López Obrador se resista en impulsar al sector turístico del país y arrastre empleos junto con el cierre de negocios, situación no ajena al municipio de La Paz, en Baja California Sur. 

Si bien, ya hay movimiento en las playas y comercios de La Paz, para el panista es necesario recibir un “empujón” de la Federación para que este destino no pierda su esencia y mucho menos, caiga la economía. 

Mares reconoció las aportaciones del gobernador Carlos Mendoza Davis para con los paceños en momentos de confinamiento, donde sí ha existido agenda y políticas públicas para cuidar la economía familiar, pese a los arrebatos presidenciales en contra de entidades que no son de MORENA.

Contra ello y para beneficiar a sus vecinos de La Paz, el legislador, quien ha trabajado a lo largo de la pandemia gestionando necesidades ciudadanas, alista reformas al artículo 25 de la Constitución federal, ligadas a mayor presupuesto para la inversión en infraestructura turística, ampliar el financiamiento de empresas turísticas, sobre todo en Mipymes y el fotalecimiento de las acciones de promoción a nivel nacional e internacional.

Todo ello, por medio de una iniciativa de reforma constitucional para promover la competitividad y el potencial del turismo como fuente generadora de ingresos, de empleos y de desarrollo regional.

Rigoberto Mares habló de implementar una Política Nacional para el Desarrollo Turístico Sustentable, donde todos salgan ganando, desde el pequeño comerciante hasta las grandes cadenas que son quienes dan soporte al PIB. 

De acuerdo al INEGI en 2018, el turismo aporta el 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto, siendo uno de los pilares de la economía nacional y de varias entidades federativas entre las que se encuentra Baja California Sur.

Nuestra entidad, dijo, tan sólo el año pasado atendió la llegada de 3 millones 363 mil visitantes en sus tres aeropuertos internacionales y hablando sobre ocupación hotelera, se estima de manera preliminar que visitaron al estado 3 millones 219 mil personas. 

La infraestructura hotelera en los últimos años se ha afianzado de manera importante: el estado cuenta con 457 hoteles y establecimientos de hospedaje, con 27 mil 315 habitaciones, lo anterior muestra la consolidación del modelo de desarrollo turístico de la entidad.

La derrama económica generada por la visita de nacionales y extranjeros asciende a 17 mil 116.1 millones de pesos anuales, de acuerdo a la última cifra, mientras que el porcentaje de ocupación hotelera en el estado fue de 61 por ciento, registrando los turistas una estadía promedio de 4 días.

El diputado sudcaliforniano apuntó que urge el fortalecimiento del sector turístico, y en esa tarea el gobierno federal no puede regatear para ayudar a quienes sostienen al empleo y aportan a la hacienda pública.