IMG-20200901-WA0056

POR ARIEL VILCHIS

“Hay gente con tanta moral que la tienen doble”

Utilizando sus propias palabras: hay que pegarle al que va arriba. No se pueden entender los actos al interior del municipio de La Paz -o propiamente dicho, al interior del cabildo paceño- en el que por cualquier motivo, razón o circunstancia, los regidores que son cuota del delegado de bienestar Víctor Castro Cosío tratan, sin mucho éxito, de golpear políticamente al alcalde Rubén Muñoz Álvarez quien ya le quitó al delegado la preferencia rumbo a la candidatura de morena a la gubernatura del estado.

Ahora el tema que estos regidores de morena –fuego amigo- utilizan para golpear al alcalde es una supuesta aprobación de aumento de sueldo con retroactivo y todo. En un video los regidores del bloque puchista exhiben, con aparente calidad moral, que no serán parte del asalto que se pretende dar a las arcas municipales y casi hacen llorar al asegurar que no recibirán dinero alguno y que mejor se gaste en la ciudadanía.

Lo cierto es que no es verdad lo expuesto en voz del regidor José María Avilés, flanqueado por los regidores Pavel Castro Ríos, Marcela Amador Morga y Cecilia Higuera. No existe tal aumento de sueldo a los integrantes del cabildo de La Paz.

Acusar a la ligera es fácil, pero bien lo dice el dicho que para tener la lengua larga hay que tener la cola corta. Y es que estos regidores que hoy señalan con el dedo acusador envueltos en un manto de inflada moralidad, no son más que unos charlatanes, embaucadores y engaña bobos ya que su doble moral les permite, por una parte, atacar bajo cualquier argumento a quienes son contrarios a sus intereses, pero toleran el nepotismo, el influyentísimo, el compadrazgo y la corrupción.

Para ser claro en lo antes dicho, está el ejemplo del regidor José María Avilés: con su doble moral puede tolerar actos de Influyentísimo al tener a su hija Thalía Avilés trabajando en la Secretaría de su compadre, el profesor Víctor Castro (Bienestar) o de nepotismo al tener a su hijo José Eduardo Avilés trabajando en el municipio de  La Paz en la dirección de Desarrollo. Así se las gastan con la moral ligera.

Del regidor Pavel Castro, sobrino de Víctor el puchas Castro ni que decir. Basta con recordar que guardó silencio como  momia cuando su padre, bajo los influjos de bebidas alcohólicas, puso en peligro la vida de los ciudadanos de La Paz al estrellar a alta velocidad su camioneta en un puente ubicado sobre una avenida principal de esta ciudad capital y en el que no hubo responsabilidad alguna para el influyente familiar del delegado de bienestar.

La doble moral impera en estos funcionarios que llegaron cobijados, apadrinados o palomeados a su cargo, incluso sin experiencia o capacidad política. Ese es el caso de la regidora Marcela Amador Morga a quien su novatez en la  función pública le cobró muy rápido sus desatinos cuando una empleada municipal la denunció ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por tratos inadecuados y ofensivos, mismos que son catalogados como acoso laboral. Para cerrar con broche de oro está la sexta regidora, otro ejemplo de compadrazgo al ser la esposa de  Marco Antonio Gutiérrez de la Rosa, amigo personal de Víctor Castro y quien fuera su director del SAPA en la administración que como alcalde encabezó Castro Cosío, en la que se desviaron recursos del Organismo de los cuales se derivó un faltante a la CONAGUA, situación que después de muchos años resolvió el alcalde Rubén Muñoz.

Así que esta andanada de ataques orquestada desde la secretaría de bienestar en el estado y ejecutada por regidores que gustan de la doble moral para calificar los actos -con una vara los propios y con un látigo los extraños- obedece únicamente a la lucha política que ya sienten perdida y que se está disputando al interior del partido Morena  en busca de la candidatura a la gubernatura. Donde por un lado se aprecia la decadencia de Víctor Castro, tanto en lo moral como en lo físico, y por otra parte asciende y se posiciona en el ánimo de los electores Rubén Muñoz  como un político profesional y de trabajo.

De tal suerte que los ataques seguramente continuarán, pero queda claro que moralmente ya no tienen calidad, aunque la tengan doble. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com