SSA_RECONVERSIÓN 1

  • Se incrementó el número de camas para atender a pacientes con esta infección viral

La reconversión hospitalaria es una de las estrategias priorizadas en Baja California Sur para hacer frente a las necesidades de servicio que plantea esta contingencia sanitaria por Covid-19, como se refleja en el incremento de más de 70 camas para atención de pacientes con complicaciones asociadas a esta enfermedad, que registró el sector en las últimas semanas.

Hasta el 28 de julio, el sector salud en la entidad reportaba 393 camas reconvertidas, mientras que este seis de agosto cuenta ya con 467, como parte del esfuerzo realizado por las instituciones médicas para fortalecer su capacidad de respuesta ante esta pandemia, informó el secretario del ramo, Víctor George Flores.

Con la capacidad de gestión y respaldo que el ejecutivo estatal ha brindado al sector salud, la secretaría de salud sumó 11 camas a su hospital de Cabo San Lucas, el Instituto Mexicano del Seguro Social añadió 30 camas con el centro de convalecencia Covid-19 que estableció en las instalaciones del CRIT BCS, mientras que la SEDENA adicionó 30 camas a la unidad médica que habilitó en el 49 Batallón de Infantería, señaló.

En este mismo periodo las instituciones del sector incrementaron en 17 unidades la disponibilidad de ventiladores, con lo que posee un mayor número de equipo médico para tratar a pacientes que requieren de asistencia respiratoria por no presentar una evolución favorable de esta afección viral, expresó George Flores al recordar que desde meses atrás el Gobierno del Estado adquirió un Hospital Móvil Modular que se ubicó en Cabo San Lucas con 32 camas y realizó adecuaciones para habilitar el Sanatorio María Luisa de la Peña como una unidad Covid con 35 camas.

Con un enfoque previsor fortalecimos los espacios médicos para dar servicios hospitalarios a sudcalifornianos que enfermen por Covid-19 y los hemos optimizado en el curso de las semanas para garantizar las atenciones a quienes así lo requieran, pero es fundamental que la población contribuya en los esfuerzos preventivos para reducir la velocidad de contagios y el incremento de ocupación hospitalaria.

La convocatoria es permanecer en casa el mayor tiempo posible, solo salir para lo estrictamente necesario y una vez concluidas las diligencias regresar al domicilio. Al salir de casa, las personas deben respetar la sana distancia, usar el cubrebocas y lavarse constantemente las manos, para reducir la transmisión y evitar riesgos de fatal desenlace a quienes tienen condiciones más vulnerables de salud, puntualizó George Flores.