Buró

POR ARIEL VILCHIS

En el marco de la visita del presidente de la república a la entidad programada para el próximo viernes, específicamente al municipio de Los Cabos en donde encabezará una reunión de Seguridad, se pone interesante el escenario político al interior del partido Morena del que es líder moral.

Resulta que lo que parecía, o al menos así querían algunos, una carrera por la candidatura a la gubernatura de ese partido en SOLITARIO, hoy por hoy ese escenario está muy alejado de la realidad y es que por más que se utilicen recursos humanos y financieros de la delegación de bienestar en el estado para la promoción de la figura del súper delegado Víctor Castro éste nomás no levanta, no crece y hasta se podría decir que va en picada; cosa que han aprovechado figuras políticas que se encuentran en el ánimo ciudadano y ya muestran repuntes importantes en las preferencias e intención del voto en la posible candidatura a la gubernatura por el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador.

Para sustentar lo anterior habrá que hacer uso de la herramienta que hasta hace unos meses era la preferida de los seguidores y operadores políticos del delegado de bienestar: Las encuestas, sobre todo la de Massive Caller, que mientras les favoreció la compartían y publicitaban hasta en la sopa de los ciudadanos.

De tal modo que en la última medición de la casa encuestadora Massive Caller quien aparece como el favorito entre los militantes de Morena a la candidatura por la gubernatura del estado es el alcalde paceño Rubén Muñoz Álvarez con un 29.2% de las preferencias de los encuestados.

El alcalde de la capital del estado va ganando terreno en la búsqueda de la nominación de su partido y lo ha hecho remando contra corriente. Primeramente enfrentando los retos que implica la administración municipal con todas sus responsabilidades, sobre todo en estos tiempos de pandemia que han complicado la recaudación, situación que lleva a los gobiernos a ser más eficientes en la cuestión de los dineros públicos tanto en la recaudación como en el gasto y así estar en posibilidad de prestar mejores servicios.

Por otra parte, Rubén Muñoz no ha sido ajeno al golpeteo político y no precisamente del que puede generarse desde los partidos de oposición o la misma sociedad, si no al que se maquila y ejecuta desde el interior de su partido. De los seguidores de sus adversarios políticos que ven en el alcalde la posibilidad real de competir por un espacio del que piensan son los merecedores y que no son otros que las huestes del delegado de bienestar.

Pese a ello, y para des fortunio de sus opositores al interior de Morena, Rubén Muñoz se posiciona por delante de Víctor Castro en las preferencias electorales a menos de un año de la elección. Interesante, como mencione líneas arriba, serán las señales que se puedan apreciar en el marco de la visita presidencial. De eso ya daremos cuenta, por lo pronto el alcalde está en el ánimo de los militantes de Morena y lo consideran la mejor opción para ocupar la candidatura a la gubernatura, así lo muestra la última medición de Massive Caller. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com