SEP_MIGRANTES

  • Mediante capacitación docente y el seguimiento oportuno de necesidades emergentes, para tomar acciones de mejora al inicio del próximo ciclo 2020-2021

Con el propósito de ofrecer un servicio educativo de calidad, la Secretaría de Educación Pública realiza una constante valoración de los centros educativos migrantes de la entidad, para brindar un regreso a clases seguro cuando las autoridades sanitarias así lo determinen, además de preparar capacitaciones para docentes que atienden a más de dos mil 266 estudiantes de esta modalidad, informó Jorge Espinoza Hernández, coordinador del Programa para la Atención de la Niñez Indígena y Migrante.

El funcionario estatal puntualizó la importancia de abrir espacios de capacitación para los maestros sudcalifornianos, ya que de esta manera se garantizan enseñanzas de calidad, asimismo reiteró que por cuestiones de la emergencia sanitaria que actualmente se vive, es necesario buscar métodos alternos para orientar al profesorado, fortalecer su práctica y brindar acompañamiento.

En ese sentido, Espinoza Hernández indicó que derivado de la comunicación entre supervisores de zona y profesores, así como de padres de familias jornaleras agrícolas, es posible conocer las necesidades emergentes de estos centros educativos, de ahí que ya se contempla la construcción de un aula doble semifija en el municipio de Mulegé, para operar en el próximo ciclo escolar, con el propósito de brindar a los alumnos mejores oportunidades de vida a través de enseñanzas efectivas.

El titular del Programa que atiende a la Niñez Indígena y Migrante mencionó que a pesar de que las condiciones de salud no son las adecuadas, y no permiten realizar las actividades académicas de forma presencial, la SEP prepara rutas y estrategias para fortalecer la práctica docente, para que cuando las condiciones lo permitan iniciar las clases pedagógicas de la mejor manera.

Espinoza Hernández añadió que los educadores que atienen a la niñez indígena y migrante del estado, se caracterizan por su entrega y dedicación, sobre todo en aquellas ocasiones que ejercen su profesión en zonas apartadas de la ciudad, de ahí la certeza de que en esta etapa complicada por la pandemia ocasionada por COVID-19, Baja California Sur continuará ofreciendo una educación de calidad y que se ajuste a la nueva normalidad.