• El gobierno mexicano debe comprender que los flujos migratorios no se detendrán, sino que se agudizarán si no se atienden con eficacia las causas.


La represión de elementos de la Guardia Nacional a la caravana migrante en la frontera sur del país el pasado lunes es un hecho lamentable del que todos los mexicanos debemos sentirnos muy avergonzados.

Así lo dijo Mariana Gómez del Campo, Secretaria de Asuntos Internacionales del CEN del PAN, quien afirmó que “es deplorable que el gobierno federal impulse una política migratoria de represión a las personas en tránsito que es claramente violatoria de sus derechos humanos, particularmente cuando el mismo López Obrador llamó a los centroamericanos a venir a territorio mexicano prometiéndoles cuatro mil empleos unos días antes”.

La panista recordó que se desplegaron a 27 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur para “contener” la caravana, lo que representa casi el 40% del total de efectivos de ese cuerpo militar que el presidente prometió como la solución al problema de violencia en el país.


“En los hechos, la violencia no se ha detenido, sino que ha aumentado: cifras oficiales indican que el año pasado fueron asesinados 94.7 mexicanos por día, el más violento en la historia reciente de México” puntualizó.

Gómez del Campo afirmó que “el gobierno mexicano debe comprender que los flujos migratorios no se detendrán, sino que se agudizarán si no se atienden con eficacia las causas de la migración que son la pobreza y la violencia en Centroamérica”. Lo anterior se confirma con los datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), pues las solicitudes se incrementaron de 29,630 en 2018 a 70,302 en 2019.

“Las redadas dispersan a las personas y las exponen a perderse en caminos inhóspitos que muchas veces están controlados por el crimen organizado”, aseguró la panista.

La Secretaria de Asuntos Internacionales indicó “no debemos olvidar que México hizo compromisos con la suscripción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el cual se centra en las personas migrantes, entre los que destaca el uso de la detención solamente como último recurso buscando otras alternativas, lo cual México no ha hecho”.

Finalmente, Gómez del Campo señaló que “para Acción Nacional es fundamental una estrategia seria para desarrollar en Centroamérica pues el Plan anunciado por el gobierno federal parece no haber iniciado y únicamente pretende replicar los programas sociales opacos que no tienen reglas de operación por lo que no podemos afirmar que lleguen a quienes más lo necesitan. Se requiere seriedad, no ocurrencias”.• El gobierno mexicano debe comprender que los flujos migratorios no se detendrán, sino que se agudizarán si no se atienden con eficacia las causas.
La represión de elementos de la Guardia Nacional a la caravana migrante en la frontera sur del país el pasado lunes es un hecho lamentable del que todos los mexicanos debemos sentirnos muy avergonzados.
Así lo dijo Mariana Gómez del Campo, Secretaria de Asuntos Internacionales del CEN del PAN, quien afirmó que “es deplorable que el gobierno federal impulse una política migratoria de represión a las personas en tránsito que es claramente violatoria de sus derechos humanos, particularmente cuando el mismo López Obrador llamó a los centroamericanos a venir a territorio mexicano prometiéndoles cuatro mil empleos unos días antes”.
La panista recordó que se desplegaron a 27 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur para “contener” la caravana, lo que representa casi el 40% del total de efectivos de ese cuerpo militar que el presidente prometió como la solución al problema de violencia en el país.
“En los hechos, la violencia no se ha detenido, sino que ha aumentado: cifras oficiales indican que el año pasado fueron asesinados 94.7 mexicanos por día, el más violento en la historia reciente de México” puntualizó.
Gómez del Campo afirmó que “el gobierno mexicano debe comprender que los flujos migratorios no se detendrán, sino que se agudizarán si no se atienden con eficacia las causas de la migración que son la pobreza y la violencia en Centroamérica”. Lo anterior se confirma con los datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), pues las solicitudes se incrementaron de 29,630 en 2018 a 70,302 en 2019.
“Las redadas dispersan a las personas y las exponen a perderse en caminos inhóspitos que muchas veces están controlados por el crimen organizado”, aseguró la panista.
La Secretaria de Asuntos Internacionales indicó “no debemos olvidar que México hizo compromisos con la suscripción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el cual se centra en las personas migrantes, entre los que destaca el uso de la detención solamente como último recurso buscando otras alternativas, lo cual México no ha hecho”.
Finalmente, Gómez del Campo señaló que “para Acción Nacional es fundamental una estrategia seria para desarrollar en Centroamérica pues el Plan anunciado por el gobierno federal parece no haber iniciado y únicamente pretende replicar los programas sociales opacos que no tienen reglas de operación por lo que no podemos afirmar que lleguen a quienes más lo necesitan. Se requiere seriedad, no ocurrencias”.