IMG_5223-738x492

POR ARIEL VILCHIS

La estrategia política del “divide y vencerás” descubre al político que la practica como un individuo ávido de poder y profundamente ofuscado por alcanzar sus objetivos. Aunque pareciera que en esta ocasión la frase correcta  seria divide y fracasaras.

El caso que nos ocupa es el del profesor Víctor Castro Cosío y su apremiante carrera por llegar a la candidatura de morena por la gubernatura sin sombras. Del cuarto de guerra del encargado de la política social del gobierno federal, han salido en las últimas semanas ataques contra los que considera sus enemigos políticos solo por el hecho de aspirar a las candidaturas de morena  en el proceso electoral del 2021.

La estrategia del profe es clara y pretende dividir al grupo que trae mejor ánimo y mayores consensos en eso de la repartición de candidaturas al interior de morena; que no son otros que Leonel Cota, Rubén Muñoz alcalde de La Paz y Armida Castro alcaldesa de Los Cabos. En ese contexto, entran en escena el diputado local Ramiro Ruiz y el funcionario municipal Manuel Cota Cárdenas.

Ejemplo de lo anterior es la intriga de descartar al diputado Ramiro Ruiz de su aspiración por la candidatura de morena a la alcaldía de La Paz, la cual está muy lejos de ser verdad.  El legislador local tiene todo el derecho y más méritos por su trabajo legislativo y de acercamiento con la sociedad paceña que la propuesta del propio Castro Cosío, la diputada Milena Quiroga.

De tal suerte que no se puede entender la desesperación del representante federal, sobre todo cuando falta tiempo para la definición de las candidaturas en morena. Sin embargo, esa desesperación también lo ha llevado a embestir contra las propias dependencias del gobierno federal al criticarlas de manera abierta en los medios de comunicación, como ocurrió en conocido medio informativo en el que arremetió contra el funcionamiento de la SEMARNAT y el ISSSTE mostrando un total desconocimiento del manejo interno de cada dependencia. LA GRILLA PORRIL NO ES LO MISMO QUE GOBERNAR.

La estrategia parece equivocada al interior de morena. Divide y vencerás jamás dará como resultado una suma, y si a eso le agregamos que cada día la ciudadanía se da cuenta del actuar de Víctor Castro – que como dice una cosa dice otra – o que para unas cosas es sumamente crítico, cuando se trata de los adversarios, pero sumamente condescendiente cuando se trata de sus allegados. ¡Vaya pues, de moral ligera! Yo diría que más que acercarse a la candidatura de morena por la gubernatura, cada día se aleja más.  Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com