20191120_105517

ARIEL VILCHIS

“Sin duda los niños sueñan con sus superhéroes, aquellos que pueden volar, que tienen súper poderes y salvan a la gente de los malos. Sin embargo esos personajes son ficción, no existen”.

Las benditas Redes Sociales han puesto en apuros en diferentes ocasiones a los actores políticos por mensajes poco afortunados en su afán de comunicar sus acciones o pensamientos, lo que a veces tiene como consecuencia la crítica o la burla por parte de los internautas.

En esta ocasión, quien le regaló a los internautas una joya para la mofa  por el uso de sus redes sociales fue el diputado local  HOMERO GONZALEZ de morena.

El legislador que se ha caracterizado por su histrionismo, recordemos que hace unas semanas se presentó a una sesión del Congreso del Estado ataviado de manera poco convencional para la práctica legislativa, publicó en su cuenta de Facebook el relato de un sueño bastante vívido entre él y el presidente.

Ferviente seguidor de la actual figura presidencial, HOMERO GONZALEZ relató cómo fue entre sueños su encuentro con el jefe del ejecutivo y se fundieron en un abrazo mecido.

En un momento en el que la comunicación política, el debate de altura o simplemente la difusión de actividades en redes sociales -ya que, según las estadísticas, 9 de cada 10 internautas las usamos- debería ser preponderante para quienes ocupan cargos de elección popular y en general para los actores políticos. Estos prefieren divagar en sus acciones o, como el caso de HOMERO GONZALEZ, relatar sueños personales.

IMG-20191118-WA0072

 La verdad que, en el caso del legislador de morena, la atención no estaría en estos momentos en lo que sueña o proyecta su subconsciente. Si el diputado tuviera un trabajo legislativo real, un trabajo concreto en beneficio de la sociedad sudcaliforniana que se traduzca de manera tangible en empleos mejor pagados, en mejoras a la atención de la salud, en la protección y cuidado del medio y las especies naturales y no grillas baratas como el combate a la corrupción que tanto alardea pero solo en el discurso, o su irrisible apoyo incondicional a la figura presidencial más allá de lo coherente, tanto así que lo mantienen en estado de éxtasis hasta en su subconsciente.

Homero González, el diputado de morena, es lo que se conoce como un accidente político. Llegó al congreso estatal como buen surf  en la ola morenista de hace poco más de un año. Su trabajo legislativo deja mucho que desear y en sus redes sociales es un activista más de la mal llamada cuarta trasformación, las cuales usa para denostar y  descalificar sin otro argumento que el cambio verdadero. En esta ocasión las redes sociales no le perdonaron su desliz y lo tundieron al grado de tumbar su publicación. Los ciudadanos quieren resultados, no sueños vívidos. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com