SSA_VISITA (1).jpg

  • Los estudiantes conocieron el proceso que hay detrás de la donación para asegurar la calidad y seguridad de la sangre

Con la premisa de que la donación altruista de sangre salva vidas, la Secretaría de Salud coordinó una visita guiada para estudiantes del Centro de Estudios de Bachillerato 8/2, CEB La Paz, en las instalaciones del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) a fin de sensibilizar a los jóvenes sobre la importancia que implica la disponibilidad de sangre y sus componentes, en beneficio de quienes reciben atención terapéutica en unidades médicas de la entidad.

Así lo informó el secretario de salud en la entidad, Víctor George Flores, al comentar que esta actividad se desarrolló como parte de los esfuerzos que el Gobierno de Baja California Sur realiza para promover una mayor participación ciudadana en esta práctica y de esa manera tener unidades de sangre disponibles, en cantidad suficiente, oportuna y segura.

Durante el recorrido, los estudiantes conocieron las áreas de trabajo que conforman al CETS, desde la recepción de donantes, pasando por la sala de extracción y las áreas donde químicos y laboratoristas ejecutan técnicas y procesos estandarizados que aseguran calidad y seguridad de los componentes sanguíneos a suministrarse en los pacientes, agregó.

George Flores comentó,  que se continuará fomentando estas visitas que permiten concientizar a las nuevas generaciones sobre esta acción altruista decisiva para contar con reservas de componentes sanguíneos para pacientes que por algún padecimiento o accidente requieren de un procedimiento quirúrgico, así como las plaquetas, que son de gran relevancia para la atención de pacientes pediátricos con cáncer que reciben tratamientos en la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Salvatierra.

En estos acercamientos, se fomenta en los chicos la importancia de difundir el mensaje y promover en su entorno social y familiar esta acción altruista, indicó el funcionario al agregar que también se explican los requisitos para ser donador, entre los que destacan ser mayor de 18 años, pesar 50 kilos como mínimo, no haber padecido epilepsia, hepatitis, sífilis, paludismo, cáncer, sida o enfermedades severas del corazón, no haber ingerido bebidas alcohólicas en las últimas 48 horas, entre otros.