image_large

Ante el cerco que establecieron los grupos cedulas del cartel de Sinaloa en contra de la patrulla integrada por elementos de la Guardia Nacional y el Ejercito mexicano que habían detenido a Ovidio Guzman Lopez, hijo de Joaquin El Chapo Guzmán se decidió que al verse superados en número se tomó la decisión de retirarse de la casa sin Guzmán para tratar de evitar mas violencia en la zona y preservar la vida del personal y recuperar la calma en la ciudad

Lo anterior fue señalado por integrantes del Gabinete de Seguridad Federal, mientras que en la capital sinaloense continúan las balaceras y los enfrentamientos. Asimismo han circulado versiones que señalan que Ovidio Guzmán fue disfrazado y subido a una camioneta para que integrantes del Cártel de Sinaloa se lo llevaran de la zona

Con estas acciones también se busca contener que los vehículos que supuestamente bajaban de distintos puntos de la entidad con hombre armados no llegaran a Culiacán. Inf. de La Jornada