SSA_CONTROL

  • Se mantiene la suspensión temporal de venta de alimentos en vía pública en zonas con derrames

Con acciones de control y fomento sanitario el Gobierno de Baja California Sur trabaja para proteger la salud de la población tras las intensas lluvias que este fin de semana se registraron en la geografía estatal, expresó el secretario de Salud, Víctor George Flores al indicar que se mantiene vigente la suspensión temporal de venta de alimentos en aquellas zonas donde se presentan derrames de aguas negras.

George Flores señaló que personal de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COEPRIS, inició recorridos en las localidades con mayor densidad poblacional de la Entidad para identificar escurrimientos de aguas residuales y estar en condiciones de determinar las áreas donde de manera preventiva se suspende la venta de alimentos en la vía pública.

En este sentido comentó que esta medida de control sanitario está vigente en la calle Leona Vicario, desde calle Luna hasta Papaloapan, en la colonia Lomas del Sol en Cabo San Lucas. Esta disposición también es aplicable de la calle Venustiano Carranza y José María Morelos hasta el centro de esta delegación municipal.

En el caso de San José del Cabo está suspendida la venta de alimentos en vía pública en la calle Rodrigo Aragón, entre Solidaridad y Forjadores, en la colonia Zacatal. En La Paz se aplica esta disposición en Melchor Ocampo y Juan Domínguez Cota, donde se registra un vertimiento. En Ciudad Constitución esta medida está vigente en la calle Miguel Hidalgo y bulevar Agustín Olachea, en Ignacio Allende y Santos Degollado, José María Morelos y bulevar Hugo Cervantes del Río, así como en Álvaro Obregón entre Rosaura Zapata y Benito Juárez. Estos escurrimientos son reportados a los organismos operadores de agua potable para su oportuna atención.

En las zonas donde no se presentan derrames, los comerciantes deben realizar lavado exhaustivo del perímetro donde laboran mediante el uso de agua hiperclorada y saneamiento básico con especial atención a la eliminación de encharcamientos que pudieran favorecer la reproducción del mosco transmisor del dengue.