img_0700-1
Por: Elíseo Zuloaga Canchola
  • Rubén Muñoz, sin contratiempos
  • Carlos Mendoza, mensaje
  • Víctor Castro, Isidro Jordán, Luis Araiza y Gustavo Hernández Vela, presentes

Y contra lo que se esperaba, el alcalde de La Paz, Rubén Muñoz Alvarez, cumplió la tarea: rindió un primer informe sin contratiempos, sin protestas y sin abucheos. Recibió aplausos en treinta y cinco ocasiones.
De traje azul, camisa blanca y corbata morada, Muñoz Alvarez se vio relajado, fue realista: “estamos satisfechos más no conformes”, diría en su discurso.
La explanada del palacio municipal lució llena con mil 500 sillas. Miguel Meza, director de adquisiciones, responsable de la logística, y hombre de confianza del alcalde, atento a los detalles, todo salió bien.
Presentes los ex alcaldes Enrique Ortega Romero, Alfonso González Ojeda, Adán Enrique Ruffo Velarde, Alfredo Porras Domínguez, Rosa Delia Cota Montaño y Víctor Manuel Castro Cosío.
A las siete de la tarde con treinta y cinco minutos, Alejandro Mota Trasviña, en su calidad de Secretario General del XVI Ayuntamiento de La Paz, da inicio a la 2da Sesión Pública Solemne.
Entre las butacas el vocero de la Diócesis de La Paz, Juan Gómez Esqueda, Raúl Mendoza Unzón y Rodrigo Serrano Castro. Ricardo Barroso Agramont sentado al lado de Carlos Rochin Alvarez, dirigente estatal del Partido Acción Nacional, Gustavo Hernández Vela Kakogui, Esteban Beltrán Cota, Ramiro Ruiz, Carlos Chaky Van Wormer, Milena Quiroga, y Josefina Cota Cota, también presentes.
En otras filas Ramón Ojeda Mestre, Guillermo Salgado Mendoza, Arturo Hernández Ordóñez, Walter Valenzuela, Felipe Prado, Armida Castro Guzmán, Sinai Mota Trasviña, y Rigoberto Arce Arce, entre otros.
Mientras en la primeras filas Rosita Cordero, Gabriela Velázquez de Mendoza, Josefina Alvarez, Víctor Castro Cosío, Isidro Jordán Moyrón, Luis Araiza, y Ricardo Velázquez Meza.
Cinco minutos antes de las ocho de la noche Rubén Muñoz empieza su primer informe. Casi a las nueve de la noche ya algunas sillas se observan vacías. De pronto en el ala izquierda el Toño Ruiz, quien se había sentado al lado del también viejo líder de colonias Rubén Yuen, se levanta y grita: “Los de la Navarro Rubio, Vámonooooos”, y fue seguido por grupo de vecinos.
Muñoz Alvarez termina su discurso en punto de las nueve con veinte minutos. Fue un informe demasiado prolongado, donde el calor prevaleció durante la noche.
Y la gente empezó a retirarse. Aún no terminaba la sesión pública solemne, faltaba la entrega de la réplica de la Constitución Política de Baja California Sur y de la bandera del estado por parte de Carlos Mendoza Davis.
Mendoza Davis, de guayabera azul, hace uso de la palabra a las nueve con veintiséis minutos y que termina alas nueve con cuarenta minutos, destacó la importancia del trabajo coordinado entre los tres ordenes de gobierno, sin distingo de colores partidistas, para seguir construyendo el mejor futuro de Baja California Sur.
Después Rubén Muñoz procede a la clausura de la orden del día, y empieza a retirarse buena parte de la gente.
Y comienza el asedio de ciudadanos hacia las figuras políticas con posibilidades figurar en las boletas electorales en el 2021: Isidro Jordán Moyrón, recibió el saludo de buen número de vecinos, se le acercaban y se tomaban fotos con el Secretario de Finanzas, quien se perfila hacia la candidatura del PAN a la gubernatura.
Jordán Moyrón se retiró acompañado de Luis Araiza López, Secretario de Turismo, quien también se menciona que podría aparecer en las boletas electorales.
Mientras Víctor Manuel Castro Cosío, delegado de los programas de bienestar, en lo suyo: decenas de líderes de colonias, empresarios y parte de la clase política, le mostraban afectos políticos.
Fue un informe institucional, con una clase política tradicional, Muñoz Alvarez dijo lo que tenía que decir. Y la explanada del palacio municipal fue el escaparate ideal para una clase política que aspira a sobrevivir para el 2021, cuando sean renovados los poderes en Baja California Sur.