53734505_10157117413597962_6243813203390758912_n

POR ARIEL VILCHIS

Durante los debates sobre el matrimonio igualitario, ya fuere en redes sociales, en medios de comunicación tradicionales o digitales, incluso en el propio recinto del Congreso del Estado, fue señalada -como un hecho político noticioso en negativo- la presencia de la Maestra Patricia López Navarro esposa del Delegado Víctor Manuel Castro Cosío, poniéndose precisamente el énfasis en esta situación matrimonial, nunca en sus calidades de compañera de lucha política y activista de varias causas sociales y ambientales.

El tema de las esposas de los gobernantes, casi siempre se aborda desde una perspectiva consustancial al cargo del marido, casi nunca desde el punto de vista de sus propias aspiraciones, participaciones, y trayectorias, por lo que deberíamos acostumbrarnos a otro tipo de roles de las mujeres que comparten familia con los políticos, y que rompen con los estereotipos tradicionales relativas al acompañamiento meramente formal de las esposas de quienes hacen gobierno o política.

La Maestra Paty López, no solo está casada con Víctor Castro, sino que por méritos propios ha escalado en la carrera magisterial, y su participación en política al lado del exalcalde paceño, es con un rol mucho más activo, en grado de ser una compañera de lucha, ya fuere en las lides magisteriales o partidistas, por eso no es extraño que la propia Maestra mantenga una agenda de participaciones por cuenta propia o en correlación con MORENA el partido donde milita.

Ya fuere en las protestas contra la “megaminería toxica”, el activismo por la equidad de género en todos los campos de la vida social y política, las luchas por la ampliación de los derechos civiles con reformas legales como el matrimonio igualitario, la manifestaciones de denuncia contra los fraudes electorales, la defensa del voto ciudadano, o las protestas contra la globalización y el neoliberalismo, repartiendo el periódico “Regeneración” para la causa de AMLO, se le vio y se le ve a la Maestra Paty López, porque asume compromisos reales con esas causas y esas luchas.

Lejos estamos en este caso de una imagen de mujer abnegada, dedicada al hogar, y en segundo plano, un perfil que no condenamos en este espacio, pero que corresponde más a la primera mitad del siglo XX. Sí que estamos frente a una activista feminista que, tiene una intensa participación política en MORENA, y la vida pública de Baja California Sur,  lo cual es muy bueno para su desarrollo personal, la construcción de una actitud crítica, y el ejemplo de lo que es el nuevo rol de la mujer en pleno siglo XXI.   Así las cosas, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com