SSA_COLECTA SANGRE (1).jpg

  • La institución realizó una colecta externa en el Centro de Estudios de Bachillerato 8/2

En Baja California Sur se realizan esfuerzos continuos para promover la cultura de la donación altruista de sangre, por ser un acto altruista que ayuda a salvar vidas, como se refleja en la colecta externa que la Secretaría de Salud de la entidad llevó a cabo en el Centro de Estudios de Bachillerado 8/2.

Esta actividad que fue coordinada por el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS), forma parte de los esfuerzos realizados por el gobierno de la entidad para impulsar esta práctica entre los jóvenes, al sensibilizarlos sobre el gran beneficio que tiene la donación altruista de sangre para pacientes que enfrentan alguna urgencia médica o que tienen una cirugía programada, señaló el secretario del ramo, Víctor George Flores.

Estas jornadas permiten alentar a los estudiantes para que se sumen a esta labor y adopten un estilo de vida saludable, al explicarles que la donación voluntaria y por repetición de componentes sanguíneos favorece significativamente a personas con necesidades terapéuticas de una transfusión, como pueden ser los niños con cáncer.

En la interacción con la comunidad escolar del CEB  8/2, se convocó a los alumnos para que se integren en redes de donantes voluntarios, que refuerzan la disponibilidad de sangre segura y que contribuyan a revertir el sistema actual de reposición, mencionó el funcionario estatal al puntualizar su llamado a las personas interesadas en sumarse a esta causa para que acudan a las instalaciones del CETS, que está ubicado en Nicolás Bravo, entre Josefa Ortiz de Dominguez y Lic. Primo Verdad, en la torre del antiguo Hospital Salvatierra.

Las colectas externas facilitan la concurrencia de donantes, al desarrollar la extracción fuera de las áreas habituales de hemoterapia, con lo que se evita que realicen mayores desplazamientos para aportar unidades sanguíneas que también son de gran utilidad para disminuir la mortalidad materna por hemorragia. Estas actividades se realizan en condiciones de seguridad, con apego a los lineamientos establecidos por la Norma Oficial Mexicana para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos.