SGG JUVENTUD.jpeg

  • El Estado en su conjunto debe impulsar el desarrollo integral de la juventud sudcaliforniana

“Para la administración estatal una de sus prioridades es sin duda el impulsar políticas públicas en beneficio de todos los ciudadanos, con especial atención a la niñez y juventud, ya que son el presente y el mejor futuro que tiene toda sociedad”, puntualizó el secretario General de Gobierno, Álvaro De la Peña Angulo, en el marco de la sesión ordinaria de la Junta Directiva de este Instituto.

Ante la presencia del subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la entidad, Félix Fernández González, del director del Instituto Sudcaliforniano de la Juventud (ISJ), Abraham Almendáriz Puppo, e integrantes de la Junta, el secretario destacó las acciones y programas que se han venido implementando para contribuir en el crecimiento integral de este importante sector de la población, ya que ello contribuye al progreso de Baja California Sur, mencionó.

Asimismo, aseguró que se trabaja de la mano de las instituciones de los tres niveles de gobierno y el sector empresarial, a fin de brindar más y mejores oportunidades para los jóvenes en los ámbitos educativo, económico, humano y social, con el objetivo de ampliar los escenarios donde pueden incursionar en la vida productiva de su comunidad, pero también recalcó es fundamental la colaboración de los padres de familia para alcanzar el éxito de este objetivo común, apuntó.

Durante su intervención, como vocal de este órgano, De la Peña Angulo, expuso los factores considerados de riesgo para el sano desarrollo de las nuevas generaciones, y los cuales se están atendiendo a través de la mejora al desempeño escolar, capacitación, estilos de vida saludable, fortalecimiento a la inclusión laboral, emprendimiento y su participación en su entorno, por mencionar algunos, agregó.

Por último, indicó que se continuarán reforzando las labores que se llevan a cabo en favor de las familias sudcalifornianas para seguir consolidando a BCS como una entidad próspera y el mejor estado para vivir, concluyó.