2

  • Mónica, una paciente de 13 años, presenta hoy una evolución positiva como resultado de los tratamientos oportunos

La atención médica oportuna y de calidad que se brinda en la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Salvatierra permite que los menores de edad diagnosticados con cáncer logren un mejor pronóstico en su lucha contra esta enfermedad, como ocurre en el caso de Mónica, una adolescente de 13 años de edad, quien presenta hoy una evolución favorable en su tratamiento por leucemia aguda linfoblástica.

A casi tres años de que iniciara su atención con quimioterapia en esta unidad médica, la paciente sostiene que el afecto por su familia es su mayor fortaleza en este reto de salud, pero reconoce que la atención con calidad y calidez de los médicos oncólogos, del personal de enfermería, psicología y trabajo social ha sido decisiva para lograr un avance prometedor.

Consciente de la severidad del padecimiento al que se enfrenta, que es un tipo de cáncer que afecta los glóbulos blancos del cuerpo, recuerda que durante su primera etapa de tratamiento enfrentó severas complicaciones por la baja de plaquetas y de glóbulos rojos, que propician sangrados y anemias.

“Tenía sonda nasal, tenía una sonda en el pulmón, tenía conectados mil aparatos, y después de un mes en terapia intensiva mi cuerpo empezó a funcionar” agregó la adolescente al agradecer el apoyo que en todo momento recibió de los profesionales de la salud para superar ese trance y al convocarlos a continuar con esa labor humanitaria.

La atención de niños y adolescentes con cáncer se ha fortalecido en esta administración estatal mediante la incorporación de una nueva oncóloga pediatra, así como la capacitación continua de los profesionales de la salud que integran esta unidad médica, la cual se ha gestionado con el apoyo de organizaciones civiles como Los Cabos Children´s Foundation, St Jude y SUDCCAI. También se ha mejorado la tecnología médica para tratar estos casos, como lo refleja el clitómetro de flujo (que identifica con mayor precisión el tipo de célula maligna y con ello da oportunidad de enfrentarlas con un tratamiento más específico) obtenido con el respaldo del grupo “Por ellas.”

Esta suma de voluntades permite que Baja California Sur figure entre las tres entidades del país con mayor porcentaje de sobrevida a cinco años de pacientes con cáncer infantil, pero sobre todo da oportunidad a que niños y adolescentes como Mónica logren un mejor porvenir.