buro2

POR ARIEL VILCHIS

El presidente Andrés Manuel López Obrador desde su campaña presidencial comprometió el final de los privilegios de una clase política mexicana rentista, la cual solo veía en el servicio público la oportunidad de servirse sin ningún tipo de remordimiento, ser “político” para usufructuar un cargo público hasta el enriquecimiento indebido fue la tónica por varias décadas.

Ciertamente la ética no es la política, pero sin ética no hay política -políticos y políticas- que termine bien. Simple y sencillamente porque quien no conoce de valores no se autoimpone límites en su actuar, como sucede actualmente con algunos gobernantes locales. Y es que de eso se trata cuando el presidente López Obrador habla de “Cartilla Moral”, austeridad republicana casi franciscana, una nueva “ética del servicio público” y acabar con la visión patrimonialista de quienes manejan recursos públicos, porque para él el arte de mandar es mandar con el ejemplo, y qué mejor que sean los servidores públicos los que con su actuar cultiven y promuevan la virtud cívica y el interés público superior.

De tal manera, en esa lógica de congruencia de proyecto, es que el Grupo Parlamentario de MORENA en el Congreso del Estado decidió bajarse su sueldo mensual y renunciar a bonos y demás remuneraciones, quedando su ingreso en solo 88 mil pesos al mes, para alcanzar un ahorro anual global de 13 millones 600 mil pesos, esto último viene siendo lo de menos, porque lo realmente importante es su actuación congruente con el proyecto político-partidista que representan, mismo que fue votado en 2018 por amplia mayoría.

Las legisladoras y los legisladores: Milena Quiroga, Soledad Saldaña -antes del PES ahora de MORENA-, Petra Juárez, María Rosalba Rodríguez, Esteban Ojeda, Homero González, Humberto Arce, y Marcelo Armenta…Decidieron actuar en congruencia con los postulados de MORENA y su líder el presidente Andrés Manuel López Obrador, no hacerlo sería de una ingratitud y una incongruencia política mayúscula, cuyos costos podrían resentirlos en los próximos procesos electorales.

Esta decisión de austeridad y cercanía ciudadana, ameritó la presencia del dirigente estatal de MORENA Alberto Rentería Santana, pero también de cuadros claves dentro del Movimiento de Regeneración Nacional como la Maestra Patricia López Navarro, la Licenciada Yanssén Weichselbaum, líderes de comités de base, servidores de la nación y dirigentes morenistas, lo que indica la importancia de la medida para los militantes y simpatizantes de MORENA de La Paz y el resto de la entidad.

Por supuesto que la medida producirá un debate, propio de toda democracia donde se goza de una amplia libertad de expresión, tanto al interior del Congreso del Estado como en la esfera local del sistema de partidos, la clase política y entre la propia ciudadanía sudcaliforniana, sobre esta medida de austeridad y congruencia de los legisladores de MORENA, quienes ya le pusieron el ejemplo a sus compañeros. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com