39161566_968348940039837_4575791469201195008_n

POR ARIEL VILCHIS

Toda alternancia partidista en la renovación de los poderes públicos por elección popular, trae aparejada necesariamente un relevo de los mandos administrativos mediante los cuales se ejerce el poder adquirido, eso lo saben hasta los más bisoños políticos, por lo que saberla jugar es importante para mantenerse vigente y evitar la fría banca política.

En el plano federal, con la llegada de la 4ta Transformación encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se trabajó una reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que fue aprobada por el Congreso de la Unión en el mes de noviembre de 2018, misma que desaparece el cargo de “Delegado Federal” para crear la figura de “Oficinas de Representación” las cuales podrán ser denominadas de alguna otra forma por cada una de las dependencias y entidades de la administración pública federal, una medida con tendencia concentradora para contrarrestar la alta fragmentación que padece la administración federal.

De modo que esa misma reforma solo dejó un delegado en las entidades por parte del Poder Ejecutivo Federal, llamado “Delegado de Programas para el Desarrollo” que estará adscrito a la nueva Secretaría del Bienestar, instancia que operará directamente bajo las indicaciones de la Coordinación General de Programas para el Desarrollo, que depende a su vez directamente del Presidente de la República, quedando instituida una sola línea de mando presidencial para las entidades del país.

Pareciera ocioso repetir lo anterior, pero resulta que muchos mandos políticos por conveniencia propia aseguran que esto no es así, para intentar socavar la autoridad administrativa y política del Profesor Víctor Castro Cosío, y entonces han acudido al chantaje, la descalificación y el golpeteo mediático, sobre todo  tratándose de la renovación de los mandos en las diferentes dependencias del gobierno federal con representación en la entidad.

En el mes de diciembre, la Delegación de Programas para el Desarrollo de Baja California Sur, realizó un ejercicio de enlace con la dependencias cabezas de sector -dígase SEDATU, SEMARNAT, SADER, SCT, entre otras- para hacer presencia y alertar reacciones, las cuales no se hicieron esperar, tanto desde dentro de los grupos ganadores como de los externos que perdieron el poder, quedando constancia de esas reacciones las dos notas de Elías Medina en EL Sudcaliforniano de los días 22 de diciembre de 2018 y del martes 8 de enero de 2019, donde en la primera asegura falsamente que fueron designados delegados Martín Inzunza Tamayo en SEDATU y Leonel Cota Cárdenas en la SADER, y en la segunda anuncia en tono irónico y burlón que, ambos nombramientos se “cayeron”.

Quizás el joven Leonel Cota Cárdenas, tenga que padecer a los malquerientes de su padre el ex gobernador Leonel Cota Montaño, una circunstancia no sé si injusta pero que ahí estará presente. Martín Inzunza Tamayo, es otro cantar, como político que conjuga en su quehacer tanto la habilidad de construir, como la de destruir; que lo mismo arma un discurso que una estrategia y que sin tener poder -digamos una chamba de gobierno- les causa envidia y temor a muchos de sus adversarios pero también a algunos de sus aliados, tal como sucedió cuando reaparece al lado del Profe Víctor Castro en SEDATU, una imagen que les causo una comezón muy incómoda allá donde se les arremolina el cuero a algunos poderosos.

Lo raro es que esas animadversiones para Martín y para Leonel -hijo- provienen en buena medida de los priistas resentidos con el proyecto de la 4ta Transformación, y de algunos mandos internos que nunca aceptarán los designios presidenciales; y luego entonces si el poder se ejerce con celo, firmeza, y eficacia, sería mucho concederles tanta gracia a las grillas baratas que se han desatado, dado que si el poder no se ejerce con celo, firmeza, y eficacia, pronto ese mismo poder se empieza a convertir en debilidad, y eso lo sabe muy bien el Presidente López Obrador que no permite que nadie se le encarame, ni la oligarquía financiera, ni el propio Marcos.  Ya veremos qué pasa en los días por venir con los relevos que inminentemente se darán en las  oficinas de representación en el estado. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com