stds.JPG

  • Mediante 12 programas, se atendieron a más de 18 mil ciudadanos en situación de vulnerabilidad

“En Baja California Sur, durante el 2018 se consolidaron avances en políticas públicas y tácticas eficientes enfocadas a la atención de las carencias de grupos sociales en situación de vulnerabilidad, que han propiciado mejores condiciones de vida para las familias sudcalifornianas”, declaró Gustavo Hernández Vela Kakogui, secretario del Trabajo y Desarrollo Social (STDS).

En este sentido, señaló que desde el Gobierno del Estado además del progreso económico, se busca el equilibrio de las condiciones de bienestar para los ciudadanos a través de una estrategia integral, amplia e inclusiva, impulsando y fortaleciendo programas para toda la ciudadanía y en especial los sectores de la población asentados en zonas rurales y colonias periféricas de las áreas urbanas de las principales ciudades de los cinco municipios.

De esta forma, durante este año a través la STDS, se invirtieron 58 millones 652 mil pesos, en 12 programas sociales que han beneficiado a 18 mil 764 sudcalifornianos de grupos vulnerables como son personas adultas mayores o con alguna discapacidad, madres solteras, jóvenes estudiantes, nuevos profesionistas, desempleados y jornaleros agrícolas, entre otros grupos sociales.

Entre las acciones ejecutadas se destacan la entrega de Pensiones Alimentarias en favor de 4 mil personas; además con el programa Asistencia de Vida, se otorgaron 225 apoyos económicos directo a personas que vieron disminuido o no han podido incrementar su ingreso familiar.

Asimismo, a través de Piso Firme, se benefició a 800 familias con la entrega de materiales y pago de mano de obra para cimentación; también se realizó la construcción de 225 recámaras adicionales, por un monto superior a los 16 millones de pesos beneficiando a 900 ciudadanos.

De igual manera mediante la estrategia de Empleo Temporal Inmediato (PETI), se entregaron apoyos a 992 pescadores y prestadores de servicios turísticos para la reparación de sus embarcaciones; además de la reparación de techos y fachadas en viviendas.

Mientras que, por medio de Impulso Productivo Familiar, se otorgó financiamiento a proyectos para impulsar micro negocios de 170 familias sudcalifornianas, con un impacto positivo en 992 personas; en tanto que con un monto de 500 mil pesos se apoyó a organizaciones de la sociedad civil para contribuir al impulso y mejora de la calidad de los servicios y apoyos principalmente en pensiones alimentarias.

Con relación al suministro de energía se realizó la ampliaciones de redes de distribución en colonias y zonas rurales de La Paz y Loreto a través de convenios de coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y ambos Ayuntamientos, por un monto superior a los 12 millones y medio, en favor de 4 mil 704 ciudadanos; en cuanto a Energía Alternativa, se apoyó la instalación de 150 sistemas fotovoltaicos de iluminación básica, instalación y rehabilitación de generadores, por un monto superior a los  4 millones y medio de pesos para mil 767 personas.

Para finalizar, reiteró que se seguirá trabajando para fortalecer y ampliar los programas y acciones para brindar a todos los habitantes del Estado más oportunidades de desarrollo social y humano, que les permitan progresar y mejorar su calidad de vida.