ruben

Al anunciar que bajo los nuevos esquemas  para el año 2019 tanto de  coordinación fiscal como de la nueva Ley de Hacienda para el municipio de La Paz y  la Ley de Ingresos, el alcalde paceño Rubén Muñóz Álvarez se mostró optimista de poder enfrentar los compromisos del año que está por comenzar con un techo presupuestal de más de 1900 millones de pesos.

Muñoz Álvarez precisó que para lograr dicho monto de financiamiento se requiere capacidad recaudatoria, es decir, que el municipio debe salir a cobrar más de mil cuatrocientos millones de pesos de predial, así como más de cuatrocientos millones de adeudo de agua potable.

Lo anterior, para estar en posibilidad de cumplir  con los compromisos establecidos. “Es mi intención en los primeros seis meses del años que entra, que el cien por ciento de las luminarias de la ciudad estén encendidas, porque la seguridad tiene mucho que ver con el alumbrado público y no quiero que ninguna colonia, ninguna comunidad no tenga al cien por ciento el servicio de alumbrado público” aseguró el presidente municipal.

En ese mismo sentido, Rubén Muñoz manifestó que el tema del agua es prioritario para el municipio, por lo que  solicitó a la cámara de diputados el apoyo para que el proyecto de la planta desaladora se convierta en el tema más importante de apoyo del gobierno federal. De igual manera, se planteó que se termine la planta de tratamiento de aguas negras y  apoyo para la rehabilitación de 10 kilómetros de vialidades en la ciudad de La Paz, que son fundamentales en las comunidades de Chametla y Centenario, así como la canalización del arroyo del Cajoncito que permitiría tener una vía transversal en la ciudad de La Paz. “Estas son las prioridades que expuse en el Congreso de la Unión como temas fundamentales que se necesitan atender en el presupuesto federal para el año próximo”, finalizó Ruben Muñoz Presidente Municipal de La Paz.