20181203_092542.jpg

En rueda de prensa la mañana de este lunes 3 de Diciembre, el presidente del Comité Estatal del Partido Acción Nacional Carlos Rochín compartió lo que en su juicio fue lo que no se vio, durante la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la república.

Dejando muy claro desde el principio que se le desea éxito a la nueva administración federal, ya que “en Acción Nacional, como buenos mexicanos queremos que a México le vaya bien”, Carlos Rochín aseguró que se vigilará desde su partido que se cumplan las promesas de campaña del nuevo presidente.

En palabras del dirigente estatal del PAN, resulta preocupante  no haber visto en el mensaje del nuevo presidente un llamado a la unidad, “vemos en el discurso la dicotomía, la lucha entre buenos y malos, buenos y corruptos”, a la vez que señaló que es hora de hacer un llamado a la unidad para trabajar por México, de considerar las voces disidentes. “Esos tintes autoritarios son los que nos preocupan, el que no escucha, el que hace su voluntad disfrazada de voces del pueblo” añadió Carlos Rochín.

Rochín Álvarez continuó diciendo “no vimos un plan claro de cómo se va a financiar lo prometido, y eso es lo que yo hubiera esperado en un primer mensaje a la nación de un presidente, mas allá de frases pintorescas. Creemos que ya no es tiempo de arengas, sino de acciones”.

A consideración del dirigente estatal, también hizo falta que López Obrador definiera la postura de cómo va a ser su relación con los gobernadores y con los poderes públicos autónomos, como el congreso, “o ¿será que lo que prevalecerá en esa relación será la voluntad del presidente?”… “no queremos que se instale ningún régimen centralista ni nada que se parezca a ninguna dictadura en México” enfatizó.

También señaló como preocupante lo que pareciera ser un pacto de impunidad, al no perseguir actos de corrupción anteriores, señalándolo como un atentado contra la justicia en el país, así como la dualidad de dicursos. “Ofrece confianza a los inversionistas, pero al mismo tiempo dice que el país está en quiebra. Cancela el aeropuerto, pero por otra parte sigue la obra. ¿A qué le creemos? ¿a lo que dice el presidente que va a hacer o a lo que termina haciendo? esas son las cosas que vigilamos, que se tienen que decir, que se tienen que escuchar.”

Para terminar Carlos Rochín hizo un llamado a la unidad en Baja California Sur, “el presidente nos dejó claro ya que estamos fuera del plan para reducir el IVA al 8%, no seremos esa zona libre que planteó… Hago un llamado a la sociedad sudcaliforniana, a los legisladores federales de todos los partidos, que nos unamos en una sola voz para que se nos reconozca  la necesidad de un trato diferenciado en cuanto al IVA… ¡hay que hacerlo ya!”