Buró Político.jpg

POR ARIEL VILCHIS

La realidad política que vivimos a nivel nacional y por supuesto con la nueva confirmación del escenario  local, obligan a los actores políticos a conectar con la ciudadanía de forma distinta a la tradicional. Acercarse a la gente, entender sus necesidades y como gobierno darle solución a sus demandas, por mencionar algunos de los aspectos que  deben considerar si quieren conquistar a un votante cada vez mas consciente y participativo.
Eso es parte del reto que deberá asumir Carlos Rochín Álvarez y quienes lo acompañan  en la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional. Como partido en el gobierno en la entidad pero a su vez siendo oposición con el gobierno federal y con algunos gobiernos  municipales, la tarea representa un doble esfuerzo.

De tal manera que al rendir protesta el pasado lunes como presidente del Acción Nacional, Carlos Rochín tiene asegurado su lugar en la historia del panismo de BCS: ya sea  como el dirigente que entregue la estafeta  del gobierno del estado a la oposición o quien levante la mano del candidato albiazul que gane la contienda electoral del aún lejano 2021.

Recuperar los espacios perdidos y mantener el gobierno estatal sin duda están en la hoja de ruta de Carlos Rochín. Indiscutiblemente abrir el partido a los ciudadanos que deseen participar de manera activa en el PAN es un paso a seguir, sin embargo, la oferta debe ser atractiva ya que la ciudadanía hasta ahora no ha encontrado en los partidos políticos tradicionales un espacio para la participación política.

Ser una oferta real representa que Acción Nacional regrese a sus principios que lo llevaron a ser un partido, si no de masas, sí que luchaba por el bien común. Rochín Álvarez   tiene al interior la responsabilidad de hacer política con una entrega total, “Moviendo conciencias” parafraseando a su fundador Manuel Gómez Morin.

Volver al origen y reconstruir al PAN en Baja California Sur como contrapeso de poder en la entidad será labor del nuevo líder albiazul. Labor que tiene que ver con la lucha por las causas sociales y, por supuesto en la justa medida, con la respuesta a ellas en lo que le corresponde al gobierno estatal.

De ese tamaño es la tarea de Carlos Rochín Álvarez al entrar a la historia de Acción Nacional. Del camino a seguir daremos cuenta ya que el trabajo deberá ser arduo y sin cortapisas. Mucho por hacer. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com