Por Alejandro Barañano

Tremendo revuelo han causado las declaraciones que emitió ayer domingo en el marco del “Día Internacional de la Mujer Rural” la senadora LUCÍA TRASVIÑA WALDENRATH, al señalar sin aspavientos alguno que el CLAN FAMILIAR DE LOS AGÚNDEZ debería de regresar al pueblo lo que se robaron.

Esta expresión quedó evidenciada a través un video, –que obra en poder de quien esto escribe– donde además expuso ante los presentes en el evento que: “Los conozco desde que los parieron, y sé quiénes eran antes y quiénes ostentan ser hoy. Que tengan vergüenza, que no sean cínicos, que le den la cara al pueblo y que se callen. Que se pongan a trabajar y que se pongan a legislar”, esto en clara respuesta al pronunciamiento que recién hiciera CRISTIAN AGÚNDEZ GÓMEZ, diputado local e hijo del ex gobernador NARCISO AGÚNDEZ MONTAÑO, en contra del alcalde de Los Cabos, OSCAR LEGGS CASTRO.

Además muy al estilo de cómo se maneja la senadora de Morena, agarró parejo en contra de los demás ex gobernadores de Baja California Sur, y expuso textualmente: “A mí no me van a decir quiénes son Los Agúndez, ni quiénes son Los Montaño, ni quiénes son los Mendoza Davis. Y que se pongan a repartir lo que se robaron. Que regresen al pueblo lo que se robaron, eso es lo que queremos nosotros”. Obvio, la algarabía entorno a la legisladora federal no se hizo esperar, y está se sintió como pez en el agua con sus declaraciones.

Tan así, que se autodefinió como una “cabrona”, pues dijo no tenerle miedo a nada ni a nadie, pues sus raíces son rurales, son de verdad, auténticas  y no de simulación; apreciándose de nueva cuenta en el video la ola de aplausos y vítores en favor de la oriunda de La Ribera.

La misma  LUCÍA TRANSVIÑA WALDENRATH volvió a la carga y señaló que: “Sabemos de dónde venimos, quiénes somos y qué hicimos, por lo que conozco perfectamente a quienes llegaron con una mano por detrás y otra por delante”. ¿Y qué cree usted? Pues que de nueva cuenta las ovaciones y los palmoteos se escucharon por doquier ante la mirada atónita de quienes estaban en el presídium del acto. Y sino, pregúntele a RICARDO GERARDO HIGUERA.

Quizá por la efervescencia del momento, la representante de Baja California Sur en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, continuó con su perorata y dijo: “Hoy son hacendados, son ricos, son millonarios. Usan relojes Rolex, carros del año, traen bandas que cuestan millones para las fiestas de la propia familia. Esos son los que han saqueado al pueblo de Baja California Sur”. Y ya ni para que le digo, la gente nuevamente exaltada glorificaba a la mujer con loas y lisonjas.

Ya para terminar con la “EPÍSTOLA DOMINCAL”, pregonó: “Esos son los que no han dejado que avancemos” y se los digo en su cara y se los digo de frente”; por lo que quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

Al diputado federal –por chiripaMARCO ANTONIO ALMENDARIZ PUPPO, ese que responde bajo el seudónimo de MARCO PUPPO, parece que su agenda legislativa no es más que inundar las redes sociales con “selfies” en familia, comiendo o reuniéndose con sus ya muy escasos simpatizantes, esto sin que responda a las expectativas que se habían creado alrededor de su ascenso al poder.

Quizá necesita hacer algo diferente, cuando menos HONRAR LA PALABRA QUE EMPEÑA, pues si bien no se le pide que haga cosas extraordinarias, si al menos que construya una narrativa y dé una imagen de sensatez para ofrecer algo de certidumbre. Aunque según las sagradas escrituras, cosas peores se verán. Ni hablar.

En cambio quién está demostrando querer hacer bien las cosas desde la Dirección de Servicios de Salud es ANA LUISA GULUARTE CASTRO, pues suma esfuerzos para continuar impulsando la cultura de la detección oportuna del Cáncer de Mama.

Y es que está tomando acciones de prevención y promoción que permitan a las mujeres, sus familiares y comunidades, sensibilizarse y actuar para prevenir y detectar oportunamente esta terrible enfermedad. Lo dicho: ¡CUANDO SE QUIERE SE PUEDE!

Finalmente, otro que no “canta nada mal las rancheras” es el secretario General del Ayuntamiento de La Paz, ALEJANDRO MOTA TRASVIÑA, ya que como servidor público está imponiendo su propia marca dando “millas extras”; y no solo eso, pues tal parece que está consciente y convencido de que la mejor manera de ejercer la política desde su encargo es sirviendo de forma eficiente a los paceños, sustentado esto en el servicio, humildad y respeto. . . ¡HE DICHO!