Por Alejandro Barañano

El pasado viernes en un evento público solemne instalado en la Sala de Sesiones “José María Morelos y Pavón” del Congreso del Estado, Víctor Manuel Castro Cosío, tomó protesta como gobernador constitucional para el periodo 2021-2027, y para ello levantó su brazo y lo hizo sobre un enorme tomo de la Constitución Política de Baja California Sur.

Así, ante el pleno de la recién instalada Legislatura e invitados, se comprometió a guardar y hacer guardar la Magna Carta de los Estados Unidos Mexicanos, del Estado de Baja California Sur y las Leyes que de ellas emanen, además de desempeñar leal y patrióticamente el cargo que el pueblo le confirió.

El ahora gobernador estuvo acompañado por Miguel Torruco Marqués, representante personal del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; de Daniel Gallo Rodríguez, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y de legisladores integrantes de la Mesa Directiva del Congreso del Estado.

Y fue entonces cuando quedó ungido el primer mandatario estatal con auténtico perfil de izquierda, surgido del pueblo y cuya historia personal está asociada a las luchas sindicales, políticas y sociales, por lo que expuso en su primer mensaje formal que para él la política es para fortalecer la democracia, ello para servir y gobernar, y no para servirse de eso.

También destacaría que los cinco municipios sudcalifornianos son diversidad y riqueza histórica que nos une de una manera disoluble, por lo que los ciudadanos de la media península serán atendidos sin distinción y asegurando que gobernará para todos por igual, pero con un énfasis especial para los que menos tienen.

Durante su parloteo definió también que su gabinete sería paritario, esto en reconocimiento a la igualdad, lucha que por años ha defendido.

En el momento coyuntural y emotivo de su mensaje, pidió guardar un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia que ha afectado a las familias en todo el mundo y en especial en Baja California Sur.

Luego del acto solemne antes narrado, y ya en su primer acto oficial, tomó protesta a los funcionarios que lo acompañarán durante su administración, convocándolos a todos ellos a trabajar con honestidad, compromiso y profesionalismo, sin olvidar tener como prioridad beneficiar al pueblo en todo momento.

“Somos un equipo y el pueblo de Baja California Sur confía en ustedes. Que ninguna oficina se cierre para nadie, que no se instale en ninguna oficina la arrogancia. Que se instale la humildad, el buen servicio”. Ahora habrá que esperar que las palabreas se conviertan realmente en hechos.

Entonces anunció que Homero Davis Castro estará al frente de la  Secretaría General de Gobierno; Bertha Montaño Cota en la Secretaría de Finanzas y Administración; Maribel Collins Sánchez en la Secretaría de Turismo; Alicia Meza Osuna en la Secretaría de Educación Pública; Isidro Ibarra Morales en la Secretaría del  Trabajo; Zazil Flores Aldape como titular de la Secretaría de  Salud; José Alfredo Bermúdez Beltrán en Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario; Marco Antonio Gutiérrez De la Rosa en la Secretaría de  Planeación Urbana; Luis Alberto Ceseña Romero en la Dirección Sistema Estatal del DIF; Rosa Cristina Buendía Soto al frente de la Contraloría y el Capitán Javier López García en Seguridad Pública Estatal.

Muchos tienen la confianza que Víctor Manuel Castro Cosío buscará una transformación en el estado, por lo que él junto con quienes lo acompañarán deberán de atender todas las comunidades, salir de la ciudad y empoderar de una vez por todas a la población escuchándolos y orientándolos. No habrá de otra.

También hay quienes aseguran que gobernará con austeridad, honestidad, transparencia y rendición de cuentas, o sea bajo los principios rectores de la Cuarta Transformación de no robar, no mentir y no traicionar al pueblo. Tiempo al tiempo, veremos si es cierto eso; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .