Por Alejandro Barañano

Hace una semana atrás se instaló de manera oficial el Consejo Estatal de Protección Civil, esto por la recién iniciada temporada de huracanes 2021, y durante ese evento José Luis Espinoza, representante de la Comisión Nacional del Agua en la entidad, dio a conocer que se espera una intensa actividad ciclónica en el Océano Pacífico en los próximos meses, ello por arriba de la media registrada, situación que hizo prender las alertas ante tal declaración.

Y es que entre el 15 de mayo y el 30 de noviembre de este año se tienen pronosticado entre 14 y 20 ciclones tropicales, cuando el promedio anual es de 15 fenómenos naturales; esperando entonces la llegada de 7 a 10 tormentas tropicales, de 3 a 5 huracanes de categoría 1 y 2, y de 4 a 5 huracanes intensos de categorías 3, 4 o 5.

Sin embargo el inicio la temporada de huracanes de este año ha sido tan atípica, que para cuando se instalaba el Consejo Estatal de Protección Civil ya se habían formado dos fenómenos meteorológicos en aguas del Pacífico, ello sin que ninguno dejara afectaciones a la entidad, pero si una de esas tormentas ahora tiene un nuevo récord por su aparición temprana.

Valdría la pena recordar que el año pasado se formaron en total 16 fenómenos naturales de los cuales dos impactaron de alguna forma en Baja California Sur. El primero fue el huracán “Genevieve” que alcanzó la categoría 4 y que registró un desplazamiento paralelo a la Península de Baja California en el periodo del 16 al 21 de agosto. La otra fue la tormenta tropical “Hernán” que tuvo presencia del 26 al 28 de agosto cerca de las cosas sudcalifornianas y que provocó lluvias importantes en la capital del estado.

Ahora bien, esto lo traigo a colación porque curiosamente la Administración Portuaria Integral de Baja California Sur, -dependencia que todavía está bajo la tutela de José López Sotodeclaró desierta la licitación pública LPA-000000001-007-2021 para contratar a la compañía de seguros que cubriría el programa de aseguramiento integral de bienes muebles, inmuebles y obras portuarias concesionadas a esa dependencia, esto de acuerdo con el acta de fallo publicada en Compranet que obra en nuestro poder.

Según se supo, tres empresas fueron las que participaron en la licitación y adquirieron en tiempo y forma las bases de la licitación: Afirme Grupo Financiero, Grupo Nacional Provincial y Seguros Atlas

Sin embargo la licitación fue declarada desierta para el aseguramiento de los puertos de Pichilingue, San Juan de la Costa, San Carlos, Puerto Escondido, Santa Rosalía, San Marcos, Puerto de Loreto y Santa María.

Además, y según declaración de los expertos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, los puertos antes comentados no deben ni pueden quedar sin seguro ante desastres naturales como lo son huracanes y terremotos, situación que resulta altamente preocupante para Baja California Sur puesto que nos encontramos inmersos en plena temporada de huracanes, y no hay que olvidar que tras la aprobación del Congreso de la Unión, desapareció el Fondo de Desastres Naturales junto con otros 107 fideicomisos.

Como sabemos el Fondo de Desastres NaturalesFONDEN– era la garantía que había ante las crisis provocadas por el paso de fenómenos meteorológicos, y ahora además sin seguros contratados para enfrentar estas contingencias, el escenario es realmente preocupante; y lo digo porque de acuerdo con Compranet, hasta ahora la Administración Portuaria Integral de Baja California Sur no ha vuelto a publicar ninguna licitación referente al aseguramiento portuario, ello y a pesar de que la temporada de huracanes ya inició y que se estima que concluya hasta noviembre tal y como sucede año con año.

Esta curiosidad y otras linduras son las que se están descubriendo en torno a la Administración Portuaria Integral, –dependencia que todavía está bajo la tutela de José López Sotoy que la hacen proclive a convertir en un verdadero polvorín, cuando en este momento en otras dependencias y secretarías estatales se está cuidando a la perfección las formas y los fondos. Luego entonces será solo cuestión de tiempo para ver qué es lo que sucede al respecto; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .