Por Alejandro Barañano

Ahora resulta que por la ambición de querer extender su mandato como alcalde de Mulegé, Felipe Prado Bautista está prometiendo las “Perlas de la Virgen” a todo aquel que se deja, pues se dice que a los del Movimiento de Regeneración Nacional les aseguró más 11 mil votos en una operación considerada como de medio voto, y después fue y empeñó su dichosa palabra con otro razonamiento similar a favor del Partido Verde Ecologista de México.

Lo cierto es que no podrá cumplir ni con una cosa ni con la otra, pues sus negociaciones carecen de toda credibilidad, tan así, que los ciudadanos muleginos son los primeros que ya no le creen ni una sola palabra al oriundo del Valle del Vizcaíno, esto debido por la pésima administración municipal que ha ejercido y que tiene colapsado al Ayuntamiento.

Esto viene a colación porque abusando del poder como lo hace, y en su negativa de abandonar en definitiva el encargo, ahora pretende reelegirse a como dé lugar, esto a pesar de ser considerado el peor alcalde en la toda la historia de Mulegé.

¿Qué porque lo decimos? Bueno, porque Felipe Prado Bautista incrementó en su gestión la tarifa del servicio de agua potable, ello y a pesar de que constantemente cortan el servicio eléctrico por falta de pago y en consecuencia se quedan sin agua –por semanas enteras– los hogares del municipio.

Además, ha ordenado que únicamente se le pongan 300 pesos de combustible a los destartalados camiones de la basura por día, esto como dicen en mí rancho solo para taparle el ojo al asunto, obteniendo con tal acción que algunas comunidades muleginas se queden –literalmente– sin el servicio de recolección de los desechos por semanas enteras.

También para quien no lo sepa hizo, ha desarrollado obras de pésima calidad con licitaciones fantasmas tanto para Guerrero Negro como para la Pacifico Norte, esto con la complicidad de Miguel Ángel González, a quien le apodan “El Borrego”, y que funge como director de Obras Públicas en la administración de Prado Bautista.

Por si eso no fuera poco, tiene y mantuvo sin pago por meses a los compensados y a sus propios funcionarios municipales, y también les debe una importante suma de dinero por prestaciones económicas a sus empleados de base burócratas, mismos que han venido realizando semana tras semana paros laborales.

Felipe Prado Bautista no paga las retribuciones que les descuenta a los trabajadores por conceptos de ISSSTE, FOVISSTE Y FONACOT, por lo que ha hecho que ese municipio sea uno de los más endeudados del país.

Tan desesperado anda quien se quiere reelegir, que el lunes pasado convocó a todos los empleados compensados a través de sus funcionarios, y una vez frente a ellos les pidieron su nombre completo, número de teléfono, lugar de trabajo, número de sección al que pertenecen y antigüedad en su puesto. Pero lo más delicado, fue que los obligó a que dejaran sus celulares en la mesa de recepción, obviamente para asegurarse que no lo grabarían para después ser exhibido por sus dichos.

Ahí, en esa reunión de la que hablamos, Felipe Prado Bautista manifestó sin sustento que la candidata a la Presidencia Municipal por la Alianza “Unidos Contigo” los va a despedir si esta gana, y para congraciarse con los presentes tuvo la brillante ocurrencia de prometer que les subiría el sueldo y que otorgaría plazas supernumerarias, siempre y cuando lo apoyarán para continuar en el cargo como gran jeque que se siente el tipo.

Está visto que Felipe Prado Bautista salió muy bueno para el embuste, también para las promesas fáciles y para comprar yeguas baratas que es uno de los “lujitos” que el todavía alcalde se puede dar. Pero en cambio salió muy malo para gobernar y de ahí que mejor elucubró su estrategia de pactar con quien sea con tal de repetir como alcalde por otros tres años más, traicionando con sus actuares al partido turquesa, pactando con los morenos y jurando amor eterno lealtades firmes con los del Verde Ecologista; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .