Por Alejandro Barañano

Parece mentira que cada vez que se daba un rompimiento o se presentaba un conflicto al interior del Congreso del Estado salían a relucir los truculentos malos manejos, o sea que se destapaban cloacas por demás hediondas, pero de ahí no pasaba nada.

Sin embargo Ramiro Ruiz Flores fue siempre quien llevó la batuta de la filarmónica en que al final se convirtió la XV Legislatura; y aunque invariablemente salía rasguñado ante la opinión pública, ahí como dije al inicio de este espacio, no pasaba nada.

Esta fue la manera como se volvió habitual, triste y mezquina la historia de siempre, donde el grupo de diputados desorientados que solo le sirvieron de comparsa al pusilánime de Ramiro Ruiz Flores, resultaron ser sus aliados en algunas ocasiones y eventualmente en otras, simplemente sus adversarios.

Pero toda historia le llega su fin, y ahora la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicó en definitiva las sentencias a las Controversias Constitucionales 45/2020, 63/2020,64/2020 y 123/2020 que desde hace un año interpusieron los aborrecidos diputados golpistas de Morena y su aliada del PT, esto en conjunto con Marcos Pérez Beltrán quien indebidamente se sigue ostentando como Oficial Mayor del Congreso del Estado.

Para quien no lo sepa, resulta que la Segunda Sala de ese Tribunal Constitucional dictó el sobreseimiento en las cuatro Controversias Constitucionales que fueron interpuestas en contra del Poder Ejecutivo al considerar que los diputados golpistas junto con el dizque funcionario del Congreso del Estado, promovieron careciendo de legitimad para hacerlo. Así nada más, fin de tan patética historia.

Esto quiere decir que María Mercedes Maciella que ahora quiere ser diputada federalsiempre se ostentó como Presidenta de la Mesa Directiva pero nunca tuvo la legalidad para presentar las controversias en cuestión, así como los diputados saltimbanquis o chapulinazos de Sandra Moreno y Carlos Van Wormer Ruiz, ni mucho menos Marcos Pérez Beltrán, ese que se decía Oficial Mayor ser realmente.

Las controversias desechadas, como por ejemplo la 45/2020 presentada el 23 de marzo de 2020, versaba cuando los diputados de Morena con su aliada del PT demandaron que el gobernador Carlos Mendoza Davis debía reconocer las remociones y los nombramientos realizados con diversos funcionarios del Poder Legislativo aquel 6 de marzo de 2020 –incluyendo al Auditor Superiorcomo también el nombramiento de María Mercedes Maciel como Presidenta de la Mesa Directiva con fecha 17 de marzo de 2020.

La otra Controversia Constitucional, la 63/2020 presentada el 23 de marzo de 2020, fue cuando los mismos diputados golpistas de Morena y su aliada del PT demandaron que se publicara la Ley Orgánica del Poder legislativo en el Boletín Oficial, así como los acuerdos que expidiera el Congreso del Estado. Pero sopas perico, para atrás lo filders, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación también la echó abajo.

La tercera de las Controversias Constitucionales desechas, la 64/2020 presentada el 23 de marzo de 2020, fue cuando los diputados golpistas de Morena y su aliada del PT demandaron que se les depositara el presupuesto anual del Congreso del Estado en una cuenta bancaria que sería manejada  por ellos. Pero al modo de la pandilla del pusilánime de Ramiro Ruiz Flores y sus burdas triquiñuelas, se comprobó que el gobernador Carlos Mendoza Davis nunca dejó de suministrarles los recursos al Poder Legislativo y que se les pagóy se les sigue pagandoa todos ellos a pesar de haber ocasionado la tremenda parálisis legislativa existente desde hace más de un año.

La cuarta Controversia Constitucional, la 123/2020 presentada el 25 de agosto de 2020, fue derivada porque los diputados golpistas de Morena y su aliada del PT demandaron que se les depositara también el presupuesto anual de la Auditoria Superior, pero el máximo Tribunal Constitucional comprobó que nunca se dejó de suministrar tales recursos. Así que de nueva cuenta batearon al grupo de los 13 rijosos que eran comandados por el patán de Ramiro Ruiz Flores. Así las cosas, total que no le atinaron a ninguna; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

¡CON LOS NIÑOS NÓ!

El día de ayer en la Máxima Tribuna del Congreso del Estado, la diputada ANITA BELTRÁN PERALTA, se pronunció y exhortó a todos los partidos políticos nacionales y locales, candidatas y candidatos del proceso electoral concurrente, privilegien el PRINCIPIO DEL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO aplicable a infantes y adolescentes que se dispone en la Constitución General y el tratado internacional CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS.

La intensión es evitar la difusión de ellos en la propaganda política electoral, y en el caso de las autoridades administrativas electorales nacional y local, observar al pue de la letra el cumplimiento de las MEDIDAS CAUTELARES DE PROTECCIÓN A LA PRIVACIDAD, INTIMIDAD E IMAGEN DE LOS NIÑOS, porque ellos representan lo más valioso de una sociedad: El futuro del país.

Los diputados que estuvieron a favor de dicho pronunciamiento, además –obvio- de ANITA BELTRÁN, fueron MARISELA PINEDA, DANIELA RUBIO, ELIZABETH ROCHA, RIGOBERTO MURILLO, SANDRA MORENO y HÉCTOR ORTEGA PILLADO.

Y se abstuvieron de manera mojigata quien ahora busca ser diputado federal, o sea RAMIRO RUIZ FLORES, el “acosador sexual” de ESTEBAN OJEDA, HOMERO GONZÁLEZ, el timorato de MARCELO ARMENTA, PETRA JUÁREZ, ROSALVA RODRÍGUEZ, DIANA SANDEZsuplente de María Mercedes Maciel– y ESTHELA ROBLEDO -suplente de Milena Quiroga-. . . Ahí están sus nombres, no los olvide. . . ¡HE DICHO!