365

POR ARIEL VILCHIS

La actividad política es de realidades, de hechos tangibles a través de los sentidos, de vigencia en los escenarios del poder presidencial -en este caso- y de trayectorias jugando del lado correcto. Lo demás son narrativas, algunas negativas otras positivas, señalamientos para desgastar, acidez periodística opositora, oposición partidista y estridencias para hacerse notar, porque el poder ciertamente desgasta, pero desgasta más no poder.

De tal suerte que el senador con licencia Profesor Víctor Manuel Castro Cosío, está de moda, porque tiene poder, y para obtener el poder se participa en política, así a secas, sin entrar en detalles sobre las causas o a los ideales que animan la búsqueda del poder público, y eso le viene desde algunos años atrás, poniendo énfasis en los años de construcción del morenismo bajo el poderoso liderazgo social del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde que triunfó como senador -observarse su cercanía con quien despacha en Palacio Nacional- y es nombrado delegado federal de los programas sociales del Gobierno de México, hasta su respiración molesta a algunos y, para otros, es como una suave brisa bendita; así son los extremos en esta lucha política interna y externa, encaminada hacia el 2021, quizás prematuramente pero así están corriendo todos los acontecimientos.

Favorito en las apuestas de futuro, Víctor Castro Cosío sufre en buena medida el plan de sus contrincantes de pegarle al favorito, y es que hay que desgastarle para evitar que siga creciendo, ponerlo en mal ante el mundo para que ni siquiera volteen a verle, descalificarlo por sus obras, dichos y omisiones, el caso es bajarlo a como dé lugar, una apuesta que hasta el momento ha resultado un bumerán para sus adversarios.

El Gobierno de México tiene sus tiempos, y Víctor Castro, como engranaje de ese poderoso aparato gubernamental, los acata al cien por ciento, y calladito opera lo que tiene que operar, avanzando cada día en medio de una ventisca odiosa en el cielo. Pero aquí en la tierra no pasa nada, siguen creciendo sus preferencias, la lista de quienes quieren verle y la suma de adeptos a su proyecto. Ya la gente actúa al revés, sobre todo desde las elecciones de 2018, si lo atacan es porque va de gane, si le desacreditan para ponerlo en mal ante los ojos de AMLO es porque es el “Bueno”, solo le tumbaría un desaguisado de corrupción, perversión personal, o algún vicio oculto, cosas que no han sucedido ni sucederán.

Víctor Castro Cosío, hoy presidirá junto con la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, y el Gobernador Carlos Mendoza Davis, el “Foro Estatal de Consulta del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2021”, para cerrar su semana que comenzó con una reunión de trabajo en Palacio Nacional con su amigo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, una agenda bien ganada de pura vitamina “P” de “Power”, lo que explica en buena medida eso de pegarle al favorito. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com